The World Bank/WBIs CBNRM Initiative

Case Received: February 10, 1998

Authors: Onelia Monroy de Trujillo and Roberto Archila Ríos

Tel.: +502 367 2891

Fax: +502 367 2890

Email: fis@c.net.gt

EL PROGRAMA DE ORGANIZACIÓN COMUNITARIA DEL FIS- GUATEMALA

IDENTIFICACIÓN DEL CASO

El caso que se presenta se enmarca en el tema 2 "El proceso participativo de organizar grupos comunitarios eficaces" y persigue mostrar el proceso de cambios cualitativos al interior del Fondo de Inversión Social que en el propio transcurso de su vida institucional asume el reto de recuperar el papel protagónico de la comunidad en la inversión social y los resultados más relevantes que se han obtenido en el proceso.

El contexto de la firma de la paz en Guatemala creó especiales condiciones para incrementar la inversión social y apoyar la organización comunitaria para propiciar el empoderamiento de las comunidades que no es más que asuman un papel protagónico en su propio desarrollo. Adicionalmente, la firma de la paz generó expectativas en la población de lograr cambios que anteriormente no era posible percibirlos como posibles.

El caso se refiere específicamente al del Programa de Organización Comunitaria, POC, Programa del Fondo de Inversión Social, FIS-Guatemala que fue creado en 1996 con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, con el objeto de apoyar los procesos de autogestión de las comunidades para mejorar su calidad de vida y la Gerencia de Medio Ambiente resultado de una reorganización interna del FIS y los resultados obtenidos en la coordinación y unificación de esfuerzos en el ámbito de la organización comunitaria y la conservación y uso racional de los recursos naturales.

En su primera etapa, el Programa de Organización Comunitaria inicia a operar en el mes de febrero de 1997 en la Región Chortí , misma que está compuesta por los Municipios de Jocotán, Camotán, San Juan Ermita y Olopa, pertenecientes éstos al Departamento de Chiquimula, ubicados al nor-oriente del país, y ocupados predominantemente por el grupo étnico Chortí, quienes tiene su propio idioma, costumbres e idiosincrasia. La selección de esta área obedeció a los indicadores de pobreza y a la poca presencia de entidades que apoyaran el desarrollo local.

En esta área se pusieron a prueba metodologías de planificación participativa. Inicialmente se convocaron a las instituciones de gobierno, organizaciones no gubernamentales (ONGs), comités organizados y otras organizaciones para que los miembros de las propias comunidades identificaran sus necesidades y a partir de esa identificación establecieran los proyectos prioritarios. Estos proyectos priorizados se convirtieron en el Plan de Desarrollo local. La suma de planes de desarrollo local se convirtieron en el Plan de desarrollo municipal.

Los proyectos identificados por las comunidades buscan resolver necesidades básicas vinculadas a la educación, la salud, infraestructura básica, proyectos productivos y medio ambiente y especialmente en el área agroforestal (recurso bosque y suelo).

Es relevante indicar que uno de los resultado de los talleres de planificación participativa se identificaron proyectos que no están incluidos en el Catálogo de Programas y ante la necesidad de dar respuesta a estas demandas se propuso la Creación del Programa: Agroforestería que busca una relación armónica entre la conservación de los recursos naturales: bosque, suelo, agua y la producción agrícola. Debido a que esta región está deprimida económicamente, es necesario apoyar la producción para generar nuevos ingresos a las personas del área. El nuevo programa permitirá canalizar recursos de una manera efectiva para incrementar la productividad en la agricultura y conservar, a la vez, los recursos naturales.

En igual número de comunidades se identificaron 17 proyectos específicos de Agroforestería por un monto estimado de Q 17,000.00, en actividades como la siembra de café en pequeña escala y producción frutícola. Los proyectos están en fase de revisión y oportunamente entrarán a conocimiento de las autoridades del FIS para su eventual financiamiento.

Este proceso organizativo permitió fortalecer las organizaciones al nivel local, las "Coordinadoras Municipales" que se conformaron inicialmente, como resultado de la convocatoria del POC, se transformaron en Asociaciones para el desarrollo rural con personería jurídica permanente, ampliando su capacidad de participación en diferentes ámbitos del desarrollo local.

La planificación participativa aplicada por los facilitadores del POC conlleva identificar los potenciales recursos financieros, naturales, institucionales y humanos disponibles a nivel local, regional o del país, para resolver las necesidades identificadas. De esta manera se identificaron recursos disponibles del Programa Mundial de Alimentos, PMA, para comenzar apoyar determinadas actividades productivas y de capacitación organizacional.

Se utilizó la modalidad de "alimentos por capacitación" para compensar las horas dedicadas a adquirir nuevas habilidades para fortalecer el proceso de organización comunitaria y autogestión. Los recursos del PMA permitieron apoyar la creación de viveros, actividades de conservación de suelos, reforestación y mejoramiento de caminos vecinales. Se utilizaron 235 toneladas de alimentos para apoyar estas actividades. Los alimentos fueron recibidos, almacenados y distribuidos por las "Asociaciones Municipales".

La importancia que comenzaron a tomar los aspectos ambientales en las actividades del POC con las comunidades atendidas, conllevó a establecer una estrecha coordinación con la Gerencia "Medio Ambiente". Se planificaron y ejecutaron actividades conjuntas. Entre ellas el desarrollo del "Taller de Planificación ambiental participativa" con apoyo de la Comisión Nacional del Medio Ambiente, CONAMA, haciendo uso de los recursos de la cooperación bilateral. El propósito de dicho taller fue reunir a los diferentes actores locales para que identificaran los principales problemas ambientales y las posibles soluciones desde la óptica local. Adicionalmente, con este taller se deseaba validar la creación del Sistema de Gerencia ambiental Participativa (SIGAP) como parte especializada de la organización comunitaria cuyo objeto sería el monitoreo y auditoria ambiental.

En su segunda etapa, el programa abarca diez microregiones en las cuales, el Fondo de Inversión Social focaliza la inversión social como una estrategia para atender las áreas más deprimidas que se lograron identificar a partir de la información actualizada del mapa de la pobreza .

En una de las diez microregiones, el altiplano márquense que abarca los municipios de Ixchiguán y San José Ojetenam, debido a la gravedad del problema de la deforestación, las comunidades identificaron, a partir de los Talleres de Planificación Participativa apoyados promovidos por el POC, 10 proyectos de reforestación para reforestar aproximadamente 300 hectáreas. La formulación de los proyectos se está realizando actualmente con el acompañamiento de ONGs locales y la asistencia técnica del FIS. Se tiene planificado iniciar los proyectos en marzo del presente año.

A pesar de que el Programa de Organización Comunitaria tiene un año de tener presencia en las microregiones seleccionadas, ya hay resultados muy importantes y lecciones aprendidas, de las cuales se pueden identificar y es conveniente compartir con otras personas e instituciones involucradas en los procesos de organización comunitaria, dentro de las cuales se pueden identificar:

a) Las comunidades tienen la plena capacidad de identificar por si mismas sus necesidades y priorizarlas, b) El trabajo organizativo y de acompañamiento desarrollado por el POC, ha despertado un sentido de pertenencia comunitaria respecto a los proyectos desarrollados por FIS y c) En las comunidades existen líderes capaces de asumir responsabilidades, sólo necesitan oportunidades de participar que es conveniente compartir con otras personas e instituciones involucradas en los procesos de organización comunitaria y la racionalización de los recursos naturales.

Los autores del caso son respectivamente la Directora del Programa de Organización Comunitaria y el Gerente de Medio ambiente,

SITUACIÓN INICIAL

El FIS, en su inicio, no se diferenció de otros fondos de inversión social que operan en otros países latinoamericanos, sino que fue a partir del menú de proyectos que promovió en las áreas rurales del país, con la intención de satisfacer las necesidades prioritarias de la población.

La participación de los miembros de las comunidades se consideró esencial para la ejecución y operación de los proyectos. El marco legal del FIS previó la creación de las Empresas del Fondo de Inversión Social, EFIS, como la figura legal para recibir las inversiones con carácter no reembolsable y ejecutar el proyecto. También previó la transformación de esas empresas en organizaciones de carácter permanente. Este marco legal, al cual se le han introducido algunos cambios, contribuyó a lograr resultados.

El énfasis inicial del FIS fue ejecutar en el menor tiempo posible y al más bajo costo el mayor número de proyectos de educación, salud e infraestructura básica, aunque en el menú de proyectos existieron tres programas vinculados a la conservación de recursos naturales: Estufas Ahorradoras de Leña, Reforestación y Lavaderos públicos, solo el primer programa fue promocionado profusamente.

PROCESO DE CAMBIO

Los cambios en el contexto político, social y económico del país presionaron la aceleración los cambios institucionales para poder cumplir con los Acuerdos de Paz y con las demandas crecientes de la población más vulnerable que no había podido ser atendida debido a las condiciones inadecuadas que creó la guerra interna que se libró por más de treinta años.

Estos cambios institucionales no solo abarcaron el Fondo de Inversión Social, sino otras instituciones como parte de las políticas de modernización del Estado, la descentralización y el apoyo a los gobiernos locales.

Los cambios institucionales internos impulsados, a partir de la visión del rol del FIS en el desarrollo del país, tuvieron como consecuencia un énfasis mayor a aspectos que, si bien estaban considerados el la estructura organizacional anterior, en la práctica, se estaban logrando resultados poco satisfactorios. Aunque se dieron una serie de cambios institucionales, para el Caso presentado es necesario focalizar la atención en los siguientes:

RESULTADOS

La experiencia descrita ha sido exitosa y con una diversidad de resultados que se podrían enumerar de la siguiente manera:

ENSEÑANZAS APRENDIDAS

Las lecciones aprendidas son de diversa naturaleza y pueden resumirse de la siguiente manera: